lunes, 6 de abril de 2015

No se puede


No se puede predicar a la democracia con tanta liviandad, cuando la libertad es reprimida bajo el culto de la desmoralización del respeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada