jueves, 15 de enero de 2015

Principio



Si todo fuera tan cierto, tan real, si nos entregáramos ciegamente a lo que sentimos, y dejáramos de creer lo que decimos, no habría mas heridos de muerte envenenados sin el suero de la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada