lunes, 24 de octubre de 2016

No sólo se trata de respirar



Respirar es más difícil de lo que uno cree, no es sólo la monotonía indecisa de inspirar, soltar y volver a insistir, ni el acto primero para poder seguir. Es más complejo, más difícil de disolver, entender, es tomar la decisión de injerir la vida en moléculas, polvo, sol, iluminarnos tan sólo por elevarnos, la conexión con el Universo. El respirar es la brújula de nuestro destino, el sentido más puro que tenemos, más intenso, el punto de conexión con nosotros mismos mucho antes de empezar a respirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada