jueves, 20 de octubre de 2016

Ni una menos



La sangre se desgarra de dolor
la carne tiene memoria
del atentado contra el amor
que no perdona, ni discrimina.
Miles de gritos en silencio
refugiados en rincones olvidados
en marcas, gritos, amenazas y mentiras
nada es ajeno, ni lejano
cuando a nuestras mujeres
las olvidan en camas, desgarradas
oliendo a miedo, muerte y frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada