lunes, 27 de enero de 2014

Sentir

Sentir la necesidad de morder tu piel para que el dulce dolor nos sienta más carnales, y nuestro sudor sea el cómplice de nuestro enjambre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada