martes, 22 de octubre de 2013

Somos

Somos nostálgicos por naturaleza misma
necesitamos del amanecer casi tanto como del creer
que el anochecer no nos apaga
como al sol que nos enseñan a amar
respiramos recuerdos sin sentido
nos enseñan plegarias, oraciones y amuletos
dormimos tranquilos, y tapados
sabiendo que habrá una nueva mañana.
Nos sentimos como recuerdos luchando por no desaparecer
necesitando como el agua sentirnos cansados
hacer lo posible y hasta un poco más 
jadear para que nuestro nombre tenga sentido
gritamos, lloramos, y odiamos
sin saber realmente el significado mismo 
si sana, o nos ahonda más en la misma incertidumbre.
Sentimos una necesidad de proteger y un miedo a necesitar
que nos hace amar todo lo que nos hace bien
sin reconocer con la sutileza misma de la vida
la importancia misma del concepto del amor
ésta sutileza de vida y muerte, un beso o un adiós
la misma duda que nos lleva a cabalgar por la noche
mientras dormimos abrazados, a nosotros mismos
cuidando nuestro pecho por el amor hacia los demás  
ese mismo amor que nos lleva a sangrar por tan sólo latir
ese latir que define en el primer gemido que nos hará de carne y sudor.
Somos tan sólo un suspiro de dudas y seguridades heredadas
que tan sólo puede aprender a respirar sin tanta culpa,
sin tanta duda, saber mirar más allá
aprendiendo a reconocernos,
a reír de nuestra propia alegría
sin sentir vergüenza por sentir tal despertar.
Somos los que podemos, 
lo demás lo debemos olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada