jueves, 3 de enero de 2013

Presente


Ya está escrito en las hojas, 
y nadie puede ser consejero,
lee tus manos, escucha a tus ojos,
y deja de correr con el viento.
El día es hoy, las amarras del ayer, sólo eso son,
ya desayunaste noches enteras cediéndole tus sonrisas al miedo,
esperando, esperaste, y te dormiste sin saber.
Abre tus brazos, que el sol calienta, pero no quema,
el camino es tuyo, sí elegiste caminarlo,
flores de papel y de rocío empapan tus pies
el barro se transformó en hiedra
el frío se evaporó en mariposas 
Cierra los ojos,
y alumbra tu piel
que ésta noche vas a salir a crecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada