jueves, 3 de enero de 2013

A veces


A veces me pregunto
a veces sin saber por que
a veces sopla el viento helado
justo cuando el otoño está por caer
nada es tan cierto como las lagrimas del ángel Miguel
a veces fumo esperando que no empiece 
y vienes a mi mente
y me cantas como lo hacían los jilgueros en las montañas de oro y sal
el río empapado de tú cuerpo me llama
y no se que hacer
si ahogarme en el mismo
o sólo dejarme correr
es que por las noches te extraño
por las noches siento mitad de ausencia
y siento cada noche que te quiero un poco mas
siento que si no estas el otoño es presente 
y vivo pinsando hojas q gritan por los dos
ruido a lluvia de nuestros cuerpos
ruido de los tambores de nosotros  dos
y nada es tan simple como soñar con vos
hablar tantas vueltas de reloj
Es que ...
Tenemos sueños de lunas
frio, calor, y hasta miedo
Tenemos hambre de amor
zapatos para caminar por las noches
pilotos para lágrimas de amigos
macetas en ventanas simulando selvas tan ajenas como propias
tenemos mentiras mal dichas
y verdades esperando cambiar nuestro presente
tenemos el lujo de tener un corazon puro
de dormir abrigados por mama y cuidados por papa
tenemos tantas cosas y siempre buscamos lo que nos falta
Sólo quiero q ésta vez sea el cause la herida vertiente de mis sueños
ser el ladrón de tús sueños y el dueño de tús pecados, 
el imán de tús  besos
la almohada de tú cabeza cansada
el pan que quiebras para saciar tu hambre de amar
quiero ser tú luna, tú secreto y tú mar
y eso provoca un silencio eterno
un miedo a saltar al vacío de tú alma
tal vez a dejarme amar
pero el cobarde muere por no luchar
y el mudo daría siete vidas por poder gritar
el ladron roba para llamar la atención de las psonas
como las flores colorean, para poder resaltar
nada es tan grave
todo esta por empezar
los vidrios del auto no estan empañados
y no te puedo dejar de mirar
no te puedo dejar de escuchar
es que sin tu voz hay tanto silencio
crueles grillos que se mudaron de mi ventana
y la luna me alumbra para que sueñe con poderte verte
tal vez éstas sean solo palabras bonitas
pero tal vez todo se resumiría en un te quiero
en un llegaste sin que te lo pida
y no se como pedirte que no te despidas
tal vez ya hable demasiado
y sea hora de volver a la cordura de no confesar lo que el alma esconde desde ayer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada